QUERER NO ES PODER

Cada vez que escucho QUERER ES PODER, se remueve algo dentro de mi ser. Si lo analizamos detenidamente implica que todo aquello que logremos en la vida depende únicamente de nosotros, de nuestra voluntad, de nuestra dedicación; por tanto, si no lo lo conseguimos, tu y sólo tú eres el único responsable. En consecuencia, te sientes culpable, más inseguro, con la autoestima por los suelos, piensas que has fracasado y vas cargando tu espalda con unas piedras cada vez más difíciles de levantar.

Esta sociedad en la que vivimos nos exige demasiado y si no alcanzas aquello que la gente espera de ti, la percepción de uno mismo se ve mermada. Es una presión difícil de soportar empezando por tu propia familia o círculo de amistades más cercanos y terminando por el entorno laboral o de cualquier otra índole. Nos ha tocado vivir en la era de las falsas apariencias, de las falsas sonrisas, de una felicidad ficticia que nosotros terminamos por creer y que nos lleva inevitablemente a las temidas comparaciones. No importa cómo te sientas por dentro sino la imagen superficial que transmites al resto de personas.

Cuando era niña albergaba muchas ilusiones y me imaginaba una vida maravillosa. QUERÍA muchas cosas que a día de hoy NO he PODIDO conseguir ¿y quién o qué tiene la culpa? Según el dicho del principio, toda la responsabilidad recae sobre uno mismo y sería justo reconocer que en parte es cierto ya que no somos perfectos y muchas veces nos equivocamos y cometemos errores que luego pasan factura. Pero en la mayoría de ocasiones también entran en juego otros factores.

En mi caso, se puede decir que mi enfermedad mental ha tenido un rol muy importante en cómo ha transcurrido mi vida. Padezco un trastorno bipolar que me hace tener un nulo control sobre mis emociones las cuales pasan de un extremo a otro exageradamente ¿Cómo puedo esperar llevar una vida “normal” si un día me quiero comer el mundo y al otro no puedo levantarme de la cama? Debido a esta inestabilidad no he podido concentrarme lo suficiente para estudiar, no he podido mantener trabajos por mucho tiempo y mis relaciones han sido un desastre.

Y os aseguro que YO NO QUERÍA ESO y  considero que hice todo lo que estaba en mi mano  para conseguir mis metas pero a mis 31 años no ha podido ser. He sacado fuerzas y me he arriesgado y todo eso con las limitaciones que conlleva una enfermedad mental. Me debería sentir orgullosa de mí misma pero por algún motivo que desconozco, no lo estoy

A pesar de todo, os dejo un mensaje que debería resonar en nuestra mente muy a menudo, incluida la mía.

Hada triste (1)

 

 

2 comentarios sobre “QUERER NO ES PODER

Agrega el tuyo

  1. Muy de acuerdo, el lema superoptimista de “querer es poder”, junto a otros similares, nos abruma de responsabilidad y de sensación de fracaso (cuando no sale, por mil razones). A parte de ser un poco egocéntrico.

    Me ha gustado encontrar tu blog, y esta entrada me recuerda mucho a algo que tengo escrito por ahí (sin publicar) 🙂 Y veo que acabas de empezar también, ¡espero que sigas!

    Un saludo

    Me gusta

  2. Por supuesto comparto tu opinión. Hay un libro muy interesante acerca de este tema que se titula “Smile or Die” de Barbara Ehrenreich. Por el título podemos deducir un poco de qué trata (Sonríe o Muere).Siempre me han tachado de pesimista, de no intentarlo lo suficiente… Y he llegado a la conclusión de que en muchas ocasiones no soy pesimista, si no más bien realista…Me alegro de que te haya gustado mi entrada. Mil gracias por tu opinión 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: